El Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y el Consejo Audiovisual de Andorra son los órganos fundadores de la Agencia Reguladora de Internet, con sede en Barcelona, y que nace con claras aspiraciones europeas.

No sólo se preocupará de los contenidos en Internet sino también de que el acceso a la red sea cada vez más universal, aunque sin entrar en aspectos técnicos. “Se trata de preservar los derechos de los ciudadanos”, señaló Xavier Guitart, vicepresidente del CAC. Para ello se habilitará una oficina de defensa del internauta que se encargará de remitirlo a las vías adecuadas. “La agencia no tomará parte activa en los conflictos, sino que los canalizará”.

La tarea es dura pues, tal y como reconoce Victoria Camps, catedrática de la UAB, “Internet no se podrá regular nunca del todo -ni es bueno que se haga- y por eso es bueno fomentar la autorregulación”. A finales de mes se presentará la Agencia y uno de sus primeros servicios, un sello de calidad creado junto con Telefónica”.

La Agencia tiene previsto nutrirse por un lado de lo que aporten los socios fundadores; por otro, de los frutos de su propia actividad.

Aunque nace con alcance español, los anhelos son europeos. Según Guitart, “en Europa se echa en falta una agencia de este tipo, y no hay iniciativas de estas características. Gente como Manuel Castells nos anima a presentarnos ante Europa”. De momento ya se han entablado contactos con Portugal, “que ha mostrado un gran interés en adherirse”.

www.cmt.es

www.audiovisualcat.net