Fruto del Instituto de Inteligencia Artificial del CSIC junto con la Universidad de Corvallis (Oregon, EE.UU.) y la LIA-EPFL de Lausanne, Suiza, ha sido creado Musicstrands, “algo mucho más grande que un buscador”, como ha explicado esta mañana Francisco J. Martín, CEO de la compañía y fundador de iSOCO, primera spin off del CSIC.

El recomendador, como coinciden los responsables de Musicstrands en denominarlo, tiene un funcionamiento simple. El usuario accede a su web y busca música por un autor en concreto. Automáticamente le listará toda la discografía encontrada. La inteligencia artificial, junto con un grupo de músicos, orientará al internauta sobre qué otros grupos de música puede que entren en sus gustos personales. El sitio ofrece un mayor valor añadido al permitir escuchar 30 segundos -1 minuto en el caso de una canción de jazz- de la pieza y así hacerse una idea y abrir la posibilidad a una venta automática a través de las numerosas tiendas online con las que operan (Amazon, Napster, emusic, etc.).

Aunque en un principio se trabajará sólo con música, la compañía abrirá su negocio a DVD y juegos.

Aunque la página se encuentra de momento sólo en inglés, se está trabajando sobre traducciones a otros idiomas para funcionar en el mercado español, alemán o coreano.

Los beneficios de Musicstrands vendrán de la comisión de la venta de cada canción así como de las licencias tecnológicas, entre otras cosas.

www.musicstrands.com