El servicio, que se denomina MusicLink, permitirá a los usuarios que dispongan de un control remoto y una televisión seleccionar en la pantalla la canción que deseen y descargarla en un receptor especial. La oferta será amplia, pues podrán elegir entre descargar listas completas de canciones o pequeños perfiles de músicos, guardando todo ello en los reproductores MiniDisc de Sony.

El servicio lo ofrecerán a través de SkyPerfect TV, una compañía ya existente de retransmisiones digitales entre cuyos inversores se encuentran Sony y Australia´s News. SkyPerfectTV dedicará un canal al servicio de música. Las tarifas podrán oscilar entre los 100 y 150 yenes (entre 0,85 y 1,28 dólares), por descarga, aunque el precio concreto aún no ha sido especificado.

La música que se encontrará en MusicLink será de artistas independientes o de músicos que no cuenten con el respaldo de una empresa discográfica. Digital Media Entertainment, la empresa que se encargará de gestionar este servicio pagará a los artistas un porcentaje sobre los ingresos, aunque las cantidades serán diferentes dependiendo de cada uno de los artistas.

Este servicio supone el primer intento de comercial de Sony para distribuir música en la Red y ha estado impulsado por el crecimiento experimentado por la música en Internet. Cada vez son más los usuarios interesados en la música on line, pero hasta ahora se han encontrado con los recelos de las grandes compañías discográficas que temen el crecimiento de la música pirata en Internet.

Protección de los derechos de autor

Las discográficas han manifestado su desconfianza por estos sistemas de descarga de música en Internet, por ello Sony se encuentra embarcado en el desarrollo de tres nuevas tecnologías de gestión de los derechos de autor que, según la compañía, "podrían revolucionar los sistemas de distribución y usos de los contenidos musicales digitales".

Se trata de las tecnologías de protección de contenido, llamadas provisionalmente MagicGate y OpenMG, que suponen una solución inmediata para proteger la música digital en los ordenadores personales y en los grabadores reproductores que utilicen soportes de información en circuitos integrados, es decir, que almacenan la música en memorias flash, por ejemplo. Ambos contemplan el intercambio de datos entre PC y grabadores/reproductores de audio conformes, que evitan la copia, reproducción y transmisión no autorizada de los contenidos musicales digitales.

Sony también ha ampliado estas tecnologías con una solución para la distribución electrónica segura de contenidos musicales denominada, también provisionalmente, Super MagicGate. Se trata de un sistema que comprende tecnologías de gestión de los derechos de autor, distribución electrónica y protección de contenidos para distribuir contenidos musicales por medios electrónicos.

Sony tiene previsto proponer estas tres tecnologías a la SDMI, Iniciativa de Música Digital Segura, una organización creada por la RIAA, Asociación de la Industria Americana del Disco, para estudiar diversas tecnologías de protección de los derechos de autor y promoverá su adopción por parte de los sectores implicados.

SONY

www.sony.com