La nueva tecnología que MSI ha incorporado a este equipo se denomina Turbo Drive Engine Technology. Con el portátil conectado a la corriente, se activa el botón que permite al usuario disponer de hasta un 20 por ciento más de velocidad gracias a la aceleración de la frecuencia del microprocesador.

MSI ha diseñado este sistema ofreciendo una garantía de estabilidad y seguridad. Además, si el usuario utiliza este botón mientras el ordenador se encuentra funcionando con una batería, entra en el modo de ahorro de energía, extendiendo la autonomía del equipo hasta un 25 por ciento más de tiempo.

Esta tecnología, diseñada especialmente para acelerar el equipo en procesos de larga duración, como la copia de grandes volúmenes de archivos, la renderización de imágenes o la edición de vídeo, acelera también procesos como el encendido o apagado del equipo.

El portátil viene equipado con una pantalla de 15,4 pulgadas WXGA, que integra una cámara de 1,3 megapíxeles. Ofrece también la tecnología Intel Centrino Duo Mobile con un procesador Core 2 Duo y un chipset PM965 Express. Además, integra una tarjeta gráfica Nvidia GeForce 8600M GT 3D con 512 MB.