Se trata de un terminal que pesa 163 gramos, y con el fin de ofrecer la mejor experiencia, cuenta con pantalla táctil de 3,1 pulgadas, teclado QWERTY completo y deslizante con D-Pad, y tres botones principales que permiten movernos rápidamente por su interfaz. De hecho, una de las grandes ventajas del Motorola Dext es que está basado en Android, con la capa BLUR en su versión 1.1.7, con lo que es posible configurar hasta cinco pantallas y personalizarlas con las aplicaciones y widgets que interesen. Gracias a la plataforma MotoBLUR, se pueden reagrupar y organizar de forma automática los mensajes, contactos, calendarios, cuentas de correo y redes sociales de cada usuario, accesibles desde una misma ventana. El hecho de introducir un mensaje en una de ellas, permite lanzarlo al resto de redes sociales, ya sea Twitter, Facebook o MySpace. MotoBLUR también permite que todos los contactos se sincronicen y se gestionen de forma única, ya pertenezcan a cualquier red social, a la SIM del teléfono, a la agenda, o a los contactos del correo electrónico personal o del trabajo. Para entornos profesionales, unifica la gestión de los calendarios con el de Microsoft Exchange.

Para manejar contenidos multimedia, el terminal dispone de cámara integrada de 5 megapíxeles, con autoenfoque. También graba vídeo a 24 fps, y dispone de herramientas de edición dedicadas para el tratamiento de las imágenes. Motorola proporciona junto con el terminal una tarjeta microSD de 2 GB, lo que resulta escaso para manejar contenidos de todo tipo. La parte buena es que no es necesario retirar la batería para remover la tarjeta SIM, o para añadir una nueva tarjeta micro SD de mayor capacidad, con lo que no hay que apagar el móvil.

A nivel de comunicaciones, cuenta con conectividad 3G, así como con Wireless y Bluetooth 2.0, y el navegador soporta HTML para una experiencia completa en visualización de páginas. Otra serie de características adicionales son el acelerómetro y sensor de proximidad, la salida de auriculares estándar de 3,5 milímetros, gestor GPS con aplicación Google Maps, sintonizador de radio FM, así como conector micro USB 2.0 estándar.

Para su puesta en marcha, el terminal obliga a dar de alta una cuenta en MotoBLUR. A partir de aquí, es sencillo configurarlo.

El sistema operativo responde de forma ágil y es posible adquirir nuevas aplicaciones a través de la tienda MotoBLUR o de Android Market. La configuración establecida por defecto hace un uso intensivo de la batería. Durante nuestras pruebas y manejando todos sus servicios “con llamadas breves”, el terminal ofreció una autonomía de sólo 36 horas, con lo que aconsejamos modificar el uso constante de las comunicaciones 3G y configurarlo de modo que se conecte bajo solicitud manual o cada cierto tiempo. Por lo demás, se trata de un terminal comercializado por Telefónica, que unifica los servicios y nos permitirá estar constantemente conectados.