Mobilinux significa trabajar con fabricantes de chips, fabricantes de dispositivos de mano y desarrolladores de software para crear una arquitectura de referencia para un sistema operativo Linux capaz de funcionar en teléfonos móviles.

Lo que diferencia a Mobilinux de otros sistemas operativos es su capacidad para escalar tanto hacia smartphones como en características básicas de teléfonos móviles, según ha explicado Jacob Lerbaum, director de producto de capacidades inalámbricas y móviles en MontaVista.

Para Alex Slawsby, analista de IDC en la división Dispositivos Móviles, ha señalado que “todos los grandes fabricantes están replanteándose en estos momentos sus sistemas operativos”. Un claro ejemplo es Symbian, que hizo más modular su sistema operativo Symbian 9, con la posibilidad de poder escoger los componentes que ellos querían para varios dispositivos. Según Slawsby, Palmsource completó la adquisición de China MobileSoft para dar a la compañía entrada en el mercado asiático y llevar una versión de su SO.

Entre las capacidades de Mobilinux hay que señalar que los fabricantes de estos dispositivos emplearían un único procesador para correr tanto las aplicaciones de voz como las aplicaciones de software, reduciendo el coste de los materiales empleados, lo que redundaría en una bajada de precios. Además, Mobilinux emplea menos memoria y menos flash así como un menor consumo de energía.

Mobilinux se encontrará disponible en el segundo trimestre del año.

www.mvista.com