Las tarjetas MMCmicro tendrán 12 mm de alto, 14 de ancho y 1,1 mm de grosor, según Samsung, y su capacidad será un tercio menos al de las tarjetas multimedia RS-MMC, principalmente destinadas a teléfonos móviles. El objetivo de estas mini tarjetas de memoria será precisamente adecuarse al tamaño cada vez más pequeño de los teléfonos móviles y al mismo tiempo, a la necesidad de almacenar archivos.

Las tarjetas MMCmicro podrán leer datos a 10 Mbps y escribirlos a 7 Mbps, en tamaños de 32 MB, 64 MB y 128 MB de capacidad. Esta última versión de la tarjeta podrá almacenar alrededor de 60 imágenes a una resolución de 5 megapíxeles, o bien una hora de vídeo en QVGA. Las tarjetas podrán reescribirse unas 100.000 veces, según Samsung. Su precio así como los fabricantes que probarán estas tarjetas todavía se desconocen.

www.samsung.com