MimioTeach cabe en un maletín y puede convertir en interactiva cualquier pizarra, permitiendo utilizar el ordenador y grabar las sesiones.

Aunque ya hace años que existen las pizarras digitales, especialmente en ámbitos empresariales, la llegada de los planes de Escuela 2.0 hacen del actual el momento idóneo para modernizar las aulas e incorporar nuevos elementos que permitan interactuar con el ordenador desde la pizarra. Entre las muchas soluciones disponibles, Mimio nos ofrece una alternativa portátil, adaptable a cualquier pizarra y muy sencilla de instalar, que sólo requerirá de un proyector, y el correspondiente ordenador para empezar a funcionar.

MimioTeach es una evolución más compacta y portátil de un producto en el que Mimio ya tiene una dilatada experiencia. Su ligereza (335 gramos) y su formato compacto (375,4 x 68 x 38 mm) permite llevarla fácilmente en un maletín y colocarla en cualquier superficie metálica, gracias dos potentes imanes. Si es necesario colocarla en una superfície no ferrosa, podremos recurrir a dos soportes de hierro con adhesivos que harán las veces de base para MimioTeach.

La conexión se realiza únicamente mediante un cable USB, del que puede tomar tambien la alimentación, corrigiendo así uno de los inconvenientes de versiones anteriores.

Mimio entrega un cable de cinco metros con la pizarra, lo que facilitará el colocarla a cierta distancia del ordenador. Si se precisa una distancia mayor, se puede recurrir al adaptador inalámbrico que permitirá utilizar la barra MimioTeach al doble de distancia. Se trata de una conexión dedicada a 2,4 GHz que sólo precisa conectar en un puerto USB del ordenador el pequeño adaptador que también se incluye.

La barra Mimio se coloca en una esquina de la superficie que actúe como pizarra, en la cual proyectaremos la imagen de la pantalla del ordenador. Un puntero especial, con forma de gran rotulador nos servirá para interactuar, siendo reconocido por la barra Mimio y enviando al ordenador (PC o Mac) sus movimientos.

Anteriormente este puntero se alimentaba con una pila AA, pero ahora se ha integrado una batería interna que se recarga completamente en tres horas al colocarlo en el soporte magnético que incorpora la barra, ofreciendo una autonomía de 8 a 10 horas de uso.

Además, el fabricante dispone de otros kit con unos adaptadores en los que se coloca un rotulador real en su interior, de manera que se puede escribir en una pizarra tipo Velleda, al tiempo que se digitalizan los trazos y se envían al ordenador. La barra es capaz de manejar superficies de pizarra de hasta 3 metros de diagonal (unas 120 pulgadas).

Con la barra y el puntero también se incluye el software MimioStudio que nos permitirá grabar las notas y dibujos realizados y crear presentaciones interactivas. El manejo es sencillo e intuitivo, y los trazos se digitalizan con buena precisión. El mayor inconveniente puede proceder del tipo de proyector utilizado, siendo muy recomendable optar por algún modelo de ultra corta distancia que evite la proyección de sombras del usuario que entorpezcan la visión de la imagen.

Lo mejor: Portátil

Inalámbrico

Lo peor: Necesita superficie metálica o pegar bases

MimioTeach

-----------------

Fabricante: Mimio

WEB:: www.mimio.com

IDIOMA: Castellano

PVP: 795 €

Calificación: ***** (Producto recomendado)