La compañía está trabajando con varios socios para poder llevar a cabo esta promoción, pero no ha querido detallar muchos aspectos sobre esta iniciativa. Algunos analistas sugieren que Microsoft podría ofrecer cupones de descuento a aquellos clientes que compren ordenadores que puedan actualizarse a Windows Vista, de manera que puedan obtener este nuevo sistema operativo de manera más sencilla.

Cabe recordar que el pasado mes de marzo Microsoft decidió retrasar el lanzamiento de las versiones de consumo hasta enero de 2007, una decisión que se espera que pueda retrasar la decisión de compra de equipamiento informático, especialmente durante el último trimestre del año, el más fuerte de todos.

No obstante, los clientes profesionales podrán adquirir, mediante licencias de volumen, el nuevo sistema operativo a finales de 2006.