Microsoft ha completado la producción de su sistema de recuperación y backup de datos basado en disco, Data Protection Manager (DPM). El servidor, que puede gestionar backup continuos basados en disco de archivos que corren en entorno Windows Server, debería estar disponible tanto para consumidores como para partners entre 60 y 90 días después de su envío a producción (que se llevará a cabo a lo largo del mes). El anuncio oficial del lanzamiento se producirá el próximo viernes, en el transcurso del evento anual Worldwide Partner Conference. La compañía también ha confirmado el precio del producto, que será de 950 dólares por servidor DPM.

Microsoft empezó a trabajar en DPM hace ya más de dos años, pero no anunció el producto hasta septiembre del año pasado. La primera beta pública del producto se lanzó en abril. Desde entonces, se han distribuido más de 100.000 copias de la beta.

La compañía diseñó DPM en un principio para interoperar con productos de recuperación y backup basados en cinta, pero recomienda a los clientes que utilicen también disco debido a la “inestabilidad” de los sistemas en cinta.

“Microsoft no está reemplazando nada. El producto está diseñado para ser complementario. El 90% de los consumidores confían en el backup de cinta, pero cuando llega la hora de hacer la recuperación, los sistemas se vuelven lentos e inestables”, señala Ben Matheson, jefe de producto para DPM en Microsoft.

Tel: 902 197 198

www.microsoft.es