Microsoft ha accedido a realizar cambios a su nuevo sistema operativo Windows Vista para satisfacer a los autoridades de la Unión Europea. A pesar de las modificaciones, la compañía se ha comprometido a lanzar Vista dentro de los plazos previstos.

Microsoft había avisado con anterioridad de que Vista podría sufrir retrasos en Europa debido a las preocupaciones de las autoridades acerca del impacto del sistema operativo sobre la competencia. Sin embargo, en línea con lo que la compañía denomina un “diálogo constructivo” con las autoridades, asegura que lanzará el software a tiempo.

Un tribunal europeo está todavía considerando la apelación de Microsoft de la polémica ley antimonopolio, dos años y medio después de que las autoridades encontraran a la compañía culpable de utilizar su posición de liderazgo en el área de sistemas operativos de sobremesa para fortalecer su posición en los mercados de servidores de grupos de trabajo y software de reproducción multimedia. La Comisión Europea ha expresado su temor a que Microsoft pudiera utilizar el lanzamiento de Vista para obtener una ventaja injusta en el mercado de software de seguridad.

Asimismo, la compañía ha mantenido con éxito conversaciones con las autoridades de la competencia coreanas, que también han mostrado en más de una ocasión su recelo respecto a las prácticas de negocio de Microsoft, y espera lanzar Vista a tiempo también en la región. Si todo sale según los planes de Microsoft, Vista se lanzará en noviembre en el caso de los clientes empresariales. Las versiones de consumo se comercializarán en enero.