Microsoft ha anunciado que ofrecerá las herramientas necesarias para retirar las esvásticas de la versión más reciente de Office, tras haber recibido la queja de un usuario. Según la compañía, la fuente contenía dos esvásticas por descuido, concretamente la fuente “Bookshelf Symbol 7”. Esta fuente derivaba de un conjunto de fuentes japonesas, según ha afirmado el gerente de producto Simon Marks, gerente de productos de Microsoft Office.

www.microsoft.com