El nuevo equipo de Estrategia de Ingeniería de Seguridad (Security Engineering Strategy) analizará la seguridad de todas las líneas de producto de Microsoft con el objetivo de que los clientes de la compañía den por garantizada la seguridad de sus productos. El máximo responsable de este grupo en Microsoft, Steve Lipner, lideraba hasta ahora el Centro de Respuestas de Seguridad de Microsoft (Microsoft Security Response Center -MSRC-), encargado de gestionar las vulnerabilidades en los productos una vez comercializados. Lipner también dirigió la iniciativa de “limpieza de código” que Microsoft llevó a cabo el año pasado en busca de fallos en sus productos.

Hace también un año, Microsoft decidió crear una unidad de negocio centrada en seguridad, que ahora está potenciando, con la intención de hacer frente a las críticas a la seguridad de sus productos. Con esta última iniciativa, la compañía trata de que sus desarrollos salgan “de fábrica” con menos fallos de seguridad.

www.microsoft.com