Microsoft está preparando cambios en su navegador Internet Explorer, debido a una demanda por patentes que ha recibido la compañía. Estos cambios podrían afectar a un largo número de páginas web existentes, según afirman los expertos.

“Como respuesta a la demanda interpuesta contra Microsoft, estamos evaluando nuestras opciones, e iremos dando pasos con precaución a la hora de realizar los cambios que sean necesarios en Internet Explorer”, según ha afirmado Jim Desler, portavoz de la compañía. En ningún momento ha querido ofrecer detalles acerca del tipo de cambios que Microsoft tiene en mente.

Microsoft espera que los cambios realizados en Internet Explorer no tengan un impacto significativo, según afirma Desler. El World Wide Web Consortium (W3C) sí cree que los cambios en el navegador de Microsoft podrían afectar a un gran número de sitios web, debido a que es el navegador más utilizado en todo el mundo.

www.microsoft.com