Esta reclamación forma parte de la estrategia del fabricante de software para mantener fuera del caso al juez Thomas P. Jackson, al cual han acusado en varias ocasiones de no ser imparcial a la hora de evaluar el caso.

Tras decidir los temas a tratar en la vista oral del próximo día 26 de febrero, el Tribunal de Apelaciones ha decidido dedicar 30 minutos para revisar la conducta del juez Jackson. Hay que recordar que este juez ofreció distintas entrevistas a los medios de comunicación durante el procesamiento a Microsoft por el caso antimonopolio, y sus comentarios aparecieron en varios artículos desde que se determinó el veredicto de separar en dos la compañía. Microsoft considera que mientras el proceso siga adelante, debido a su recurso presentado ante el Tribunal de Apelaciones, no considera oportuno que el propio juez haga declaraciones acerca de la compañía, de Bill Gates o de cualquiera de sus miembros. Por ello ha propuesto el cambio de juez, o, al menos, la oportunidad de poder tratar el tema de su comportamiento en la próxima vista oral.