En un artículo publicado en The Financial Times, Microsoft solicitaba a las compañías norteamericanas que contactaran con el Departamento de Justicia para comunicarle que apoyan la postura de Microsoft en referencia a la sentencia de la Comisión Europea de marzo de 2004. Dicha sentencia establecía que Microsoft había abusado de su monopolio negándose a ceder información que permitiría a otros proveedores desarrollar software compatible con Windows. En el editorial, Microsoft argumenta que la sentencia de la Comisión Europea obligaría a la compañía a desvelar secretos comerciales y afirma que ha solicitado al Departamento de Justicia que se implique en la sentencia, actualmente en fase de tramitación en el Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea.

Una portavoz del Departamento de Justicia norteamericano ha admitido que no es inusual que las compañías muestren sus puntos de vista a la Agencia. “En cada caso tomamos nuestras decisiones en base a los hechos y a la ley”, declaraba la portavoz Gina Talamona.

www.microsoft.com

www.europa.eu.int