Photosynth, la aplicación de Microsoft de la que ya hablábamos hace año y medio ha concluido su fase de desarrollo y prueba y se presenta hoy al público.

La tecnología de PhotoSynth se basa en la aplicación Photo Tourism de Steve Seitz, Noah Snavely y Rick Szeliski, de la Universidad de Washington. Sin embargo, mientras que esta empleaba las fotos publicadas en galerías como Flickr por miles de personas, en Photosynth es el propio usuario quien debe tomar todas las fotos necesarias (entre 20 y 300 dependiendo de lo grande del lugar), desde todos los ángulos posibles, para después construir su propio "synth" o composición tridimensional.

La aplicación busca puntos en común en las fotos y determina el lugar desde donde fueron tomadas para colocar cada una de las fotos en la posición exacta necesaria que nos permita reconstruir el aspecto del lugar.

Además, los usuarios pueden crear comunidades para utilizar las fotos tomadas por varias personas en la construcción de un único synth. También se podrán comentar los synth de otros usuarios siempre que se tenga una cuenta de Windows Live.