Según estos resultados, los ingresos de la multinacional han crecido un 13 por ciento respecto al mismo trimestre del pasado año, registrando casi 11.000 millones de dólares. En lo que al beneficio neto se refiere, ha ascendido a los aproximadamente 3.000 millones de dólares, lo que significa un crecimiento de un 16 por ciento respecto al tercer trimestre del pasado ejercicio fiscal.

Fuentes de la compañía han manifestado que una parte importante del incremento que han registrado los ingresos cabe buscarlos en que se trata del decimoquinto trimestre consecutivo con crecimientos en los ingresos de doble dígito en su negocio de servidores y herramientas. Especialmente remarcable es el aumento de un 30 por ciento en los ingresos de SQL Server.

“El crecimiento de los ingresos de un 29 por ciento en el grupo de negocio que ha tenido recientes lanzamientos de producto demuestra nuestra capacidad para concentrar nuestros esfuerzos en innovación y hacer inversiones”, comenta Chris Liddelll, presidente financiero de Microsoft.

Junto a estos, la compañía también destaca los fuertes ingresos que ha experimentado su división de soluciones de negocio, Dynamics, con un crecimiento de los ingresos de un 21 por ciento, así como la dedicada al Hogar y Entretenimiento, encargada de la comercialización de su consola de videojuegos Xbox.

Asimismo, las ventas de nuevos contratos de licencias también han experimentado un notable incremento, concretamente, un 14 por ciento respecto al mismo trimestre del año anterior. En este sentido, la compañía ha manifestado que la renovación de los contratos de licencias por volumen, Enterprise Agreement, ha tenido un fuerte incremento.

Tras hacerse públicos estos resultados, la compañía mantiene unas previsiones de cara al cierre de su año fiscal 2006, que finaliza el próximo 30 de junio, de unos ingresos por ventas de 44.000 millones de dólares y unos beneficios netos de 17.500 millones de dólares.