Esa fecha –que sigue cumpliendo las expectativas de Microsoft respecto a lanzar el sistema antes de que acabe el año- podría ser un tanto tardía para los fabricantes de PC, según algunas fuentes, que esperan disponer del sistema con anterioridad y emplearlo como argumento para incrementar sus ventas durante el último trimestre del año. No obstante, Carlos García, jefe de producto de Windows XP en España, ha confirmado a esta redacción que los fabricantes dispondrán, como viene siendo habitual, del producto con anterioridad para instalarlo en sus máquinas.

Este anuncio también viene a acallar los rumores que se han difundido recientemente en algunos foros estadounidenses de Internet respecto a un posible retraso del lanzamiento del sistema hasta 2002. Según Carlos García, “probablemente se hayan debido a malas interpretaciones por parte de algún medio, ya que el producto que realmente verá la luz en 2002 es la versión del sistema para servidor, cuyo nombre es precisamente Windows 2002 y está previsto para ese año”.

www.microsoft.es