Microsoft y el Departamento de Justicia acordaron como fecha límite el día 2 de febrero para establecer una lista de temas para los argumentos orales que tendrán lugar los días 26 y 27 de febrero. Si ambos adversarios no se ponían de acuerdo, sería el Tribunal quien decidiría los temas a tratar.

Aunque la polémica acerca del comportamiento del juez Jackson ha sido levantada por el Tribunal de Apelaciones, Microsoft decidió que no iba a hablar del tema. Como afirmó el portavoz de la compañía, Jim Cullinan " pensamos que los informes hablan por si mismos".

La compañía pretende centrarse en los temas que atañen al caso antimonopolio en sí, esto es, si la compañía ha integrado ilegalmente el navegador web Internet Explorer con el sistema operativo Windows y si ha hecho algún tipo de práctica en contra de la libre competencia para mantener su monopolio y conseguir entrar en otros mercados.

Ambas partes comparecerán los días 26 y 27 ante el tribunal de apelaciones ofreciendo sus argumentos orales y emplearán la mayor parte del tiempo en razonar estos dos temas que consideran de mayor importancia.

Un total de 4 horas y media estarán dedicadas a los argumentos orales a lo largo de los dos días. Será el Tribunal de Apelaciones el que decida si aceptar, rechazar o modificar la lista de argumentos orales que han decidido de forma conjunta Microsoft y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.