Fuentes de la compañía han señalado que se incorporarán nuevas tecnologías con el fin de aumentar el rendimiento general de ambos en un 10 por ciento, aproximadamente. En concreto, uno de estos componentes es una utilidad que repara y escanea registros que posibilita que los usuarios solucionen diferentes problemas. Otra de las mejoras hace referencia a SysEdit cuya misión es simplificar y acelerar el proceso de arranque del sistema permitiendo que el usuario decida qué archivos y controladores se cargan. La optimización de los dos sistemas operativos de Microsoft también atañen a la utilidad Dr. Watson que permitirá que el sistema identifique las aplicaciones que causan errores en el equipo.