Aunque infrecuente –menos de una de cada 10.000 consolas-, se ha registrado un fallo en ciertos componentes eléctricos de la Xbox que puede provocar un pequeño incendio, por lo que Microsoft ha decidido cambiar los cables de alimentación de todos los equipos posiblemente afectados, 14,1 millones.

En todos los territorios, excepto Europa continental, las consolas Xbox fabricadas antes del día 23 de octubre de 2003 requieren un cable de alimentación sustitutivo. En Europa continental, requieren el cable las fabricadas antes del 13 de enero de 2004. Para solicitarlo, puede acceder a www.xbox.com y hacer clic sobre “Sustitución del cable de alimentación de Xbox” o llamar al teléfono gratuito 900 811 914.