Los detalles financieros de la venta no han sido revelados, e incluso un portavoz de Microsoft no ha querido confirmar ni negar la adquisición. Nintendo era el propietario del 49% de la compañía desarrolladora de juegos. La adquisición podría ayudar a Microsoft a aumentar la cifra de juegos disponibles para su consola de juegos Xbox.

Nintendo ha afirmado en un comunicado que ha vendido su participación en Rare por “muy buenas razones de negocio”. Durante su año fiscal 2001, Rare consiguió en 9,5% de las ventas totales de software en el mundo facturadas por Nintendo. En el año fiscal 2002, el fabricante de títulos como “Marble Madness” o “Donkey Kong Country” sólo ha contribuido un 1,5% a las ventas totales de Nintendo en todo el mundo.

“Está claro que su valor para el futuro de Nintendo estaría limitado”, afirma Peter MacDougall, vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing de Nintendo de América, una subsidiaria de Nintendo.

La venta a Microsoft no incluirá los derechos de los títulos que pertenecían a Nintendo antes de que Microsoft entrara en negociaciones con Rare, afirma Nintendo de América. Entre ellos se incluyen “Donkey Kong”, “Star Fox” y “Diddy Kong”.

www.nintendo.com