Microsoft ha aceptado la oferta de la Comisión Europea de denominar a la versión europea de Windows, que se vende sin el programa de reproducción Media Player, Windows XP Home Edition N, donde la “N” significa "no con Media Player". La edición XP Professional Edition incluirá también la “N” en las versiones que se vendan sin el reproductor que, hasta ahora, incluía el sistema operativo.

El asesor general de Microsoft para Europa, Horacio Gutiérrez, subrayó que la compañía ha notificado ya a la Comisión su decisión de aceptar la propuesta del nombre, a pesar de que tiene "algunos recelos" al respecto.

"Tememos que cause confusión entre los consumidores que compren el producto, pero adoptaremos el nombre de la Comisión para dar un paso adelante y acelerar el ritmo del proceso de implementación", precisó Gutiérrez.

Este acuerdo forma parte de las negociaciones entre Microsoft y la Unión Europea sobre la multa a la que se sentenció el año pasado a Microsoft por abuso de posición dominante y que ascendió a la cifra récord de 497 millones de euros.