Un problema en su página web disparó los rumores y ahora Microsoft lo confirma. La compañía ha decidido abandonar la fabricación de los reproductores Zune y, en su lugar, se centrará en Windows Phone 7 como reproductor de música y vídeo.

Microsoft ha asegurado que los actuales usuarios de Zune e incluso los que compren los últimos dispositivos del mercado no tendrán ningún problema, pues se mantendrá el soporte.

"Hemos anunciado recientemente que, en adelante, Windows Phone será el centro de nuestra estrategia de música móvil y video, y que ya no se producirán reproductores Zune. Entonces, ¿qué significa esto para nuestros actuales usuarios de Zune? Absolutamente nada. Seguiremos trabajando con los servicios de Zune tal como lo hacemos hoy en día. Y vamos a seguir cumpliendo con las garantías de todos los dispositivos tanto para los propietarios actuales como para los que compren nuestros últimos dispositivos. La atención al cliente ha sido y seguirá siendo una prioridad para nosotros."

Actualmente los teléfonos con Windows Phone 7 utilizan el software Zune, y seguirán haciéndolo por el momento, pues lo único que se abandona es la fabricación del hardware.