La nueva factoría se dedicará a la producción de SAIs de gama media, con potencias de hasta 200 kVA, que engloban a las familias Galaxy 3000 y Galaxy PW dirigidas a la protección de centros de datos. El objetivo es poder cubrir la creciente demanda de estos productos en la zona de Asia-Pacífico.

El nuevo centro de producción comenzará a funcionar en septiembre del 2001y completa la actividad de la otra fábrica que la compañía posee en la localidad china de Shenzhen, donde se fabrican los modelos de SAIs de la gama Pulsar ellipse, con potencias de 0 a 4 kVA.

"Asia representa actualmente el 28 por ciento del mercado mundial de SAIs, y junto a Estados Unidos, será una zona clave en los próximos años. A través de nuestra fábrica lograremos hacer frente a la creciente demanda de protección eléctrica en los segmentos de redes e Internet, donde la compañía participa en importantes proyectos", declaró Claude Graf, director general de la compañía.

MGE UPS Systems obtubo un volumen de facturación de más de 106.393 millones de pesetas, unos 640 millones de euros, con un beneficio de 10.971 millones de pesetas (66 millones de euros), lo que supone un incremento del 37 y 49 por ciento, respectivamente.