Para dar respuesta a las necesidades de continuidad de negocio que requieren las empresas, MGE lanza la nueva gama Galaxy 5000. Disponibilidad, flexibilidad y reducidos costes de explotación, son las principales características con las que los responsables de la compañía definen a esta nueva solución.

Respecto a las novedades que incorpora esta gama, Javier Roig, responsable de producto de MGE UPS, destaca la “disponibilidad y calidad de energía, con una tasa de distorsión en tensión menor a un 2 por ciento, y una tasa de distorsión de la intensidad menor a un 3 por ciento, gracias al empleo del nuevo rectificador IGBT que utiliza elementos SixPack para disponer de una onda de tensión perfecta”.

Además, estas soluciones incorporan el sistema Digibat, que controla el tiempo de duración de la batería y dispone de una nueva interfaz mejorada con tres niveles de información: uno general por temas, otro detallado en pantalla que muestra los últimos 2.500 eventos, y uno general sinóptico.

Junto a estas características, el responsable de MGE también hace hincapié en la optimización de los costes de explotación de esta gama gracias a que dispone de un espacio más reducido y también conlleva bajos costes en servicio gracias a su alto rendimiento en modo de doble conversión y a la reducción de la energía consumida.

Su diseño modular, su accesibilidad por el frontal, permitiendo una manipulación segura y rápida, y su sistema de alarmas de mantenimiento predictivo con Life Cycling Monitoring (LCM), son otras de las principales características que destacan en esta nueva gama.