En un comunicado remitido al Tribunal de San Francisco, el abogado de la banda, Howard King, ha explicado que la decisión de la banda viene fundamentada por los fallos deliberados que viene cometiendo Napster en el bloqueo al acceso de nombres de archivo protegidos por derechos de autor. En opinión de King, Napster no se ha tomado la molestia de buscar una tecnología realmente eficiente que evite que los usuarios puedan tener acceso gratuito a las canciones de la banda.

Las protestas de la banda de heavy metal se unen así a las de la asociación americana de la industria del disco, compuesta por los cinco sellos discográficos más importantes – Universal, Sony, Warner, EMI y Bertelsmann- que argumentan que los filtros implementados por Napster para bloquear el acceso a las canciones registradas son "arcaicos", y han sido diseñados para burlar la decisión de los jueces y permitir que los usuarios continúen intercambiando música. Hasta el momento, los usuarios burlan los filtros de Napster incorporando un leve cambio en los nombres de archivo –Suede por Usede-.

www.napster.com