Entre las principales conclusiones de este estudio, Meta Group destaca que las organizaciones españolas muestran actualmente una actitud más positiva hacia el gasto en seguridad de TI que hacia el gasto en tecnologías en general. La compañía prevé un incremento neto de más del 7% en el gasto en seguridad de 2005. Los presupuestos de TI también se incrementarán en 2005 alrededor de un 2%. De forma global, Media Group estima una media del presupuesto de seguridad, dentro del presupuesto de TI, de un 10%, incluyendo la planificación de recuperación de desastres y continuidad de negocio.

Al contrario de lo que se podía esperar, las compañías de menos de 500 empleados gastan significativamente más en seguridad que las organizaciones más grandes, el gasto de las primeras es de un 11%, y el de las grandes es de un 6%. Un factor que contribuye a este hecho es que el presupuesto de seguridad es más visible en organizaciones más pequeñas, mientras que en grandes compañías la inversión se encuentra a manudo oculta en otras áreas, como arquitectura, infraestructura, etc.

Uno de los aspectos resaltados por la compañía es que las últimas catástrofes han concienciado a todas las empresas de lo importante que es la seguridad en las TI. Esta concienciación llega al máximo, pero todavía no se involucran en los presupuestos de manera muy elevada.

Los usuarios encuestados aún perciben el ataque de virus y de los códigos maliciosos como el mayor factor de riesgo en seguridad y, según el estudio, las decisiones finales de compra son tomadas más frecuentemente a nivel ejecutivo, y no a nivel tecnológico o de seguridad. Por último, entre otras conclusiones, el estudio destaca que las intenciones de compra en áreas de gestión de identidades e infraestructura indican no sólo oportunidades de negocio para soluciones de gestión de identidades, sino también para otro tipo de aplicaciones como smartcards y otras tecnologías de control de accesos.

www.gartner.com