Transcurridos cinco años desde que Mercury desembarcara en el mercado español, los responsables de la firma hacen un balance claramente positivo, contando con una base instalada de más de 100 clientes, especialmente en el segmento de la Administración Pública y la Banca.

Con ello, y ante el potencial de crecimiento que Mercury vislumbra en nuestro país, la firma ha decidido reforzar su negocio en España. Como apunta Jorge Zaera, director general de Mercury Interactive Iberia, “hemos cubierto una etapa y ahora apostamos por un desarrollo de la filial creando una nueva estructura de dirección, comercial y de servicios profesionales, así como llevando a cabo inversiones en nuevas instalaciones y cambiando el enfoque de venta de productos a venta de soluciones estratégicas”.

Gracias a estas medidas, los responsables de la filial confían en que, “si actualmente representa entre un 7 y un 10 por ciento del negocio de Mercury en EMEA, este porcentaje se incremente notablemente a lo largo, principalmente, de los dos próximos años”, señala Zaera.

Además, el máximo responsable de la firma en nuestro país ha señalado que confía en que este crecimiento también se produzca en gran medida en la mediana y gran empresa y, muy especialmente, en el área de Cataluña, donde esperan hacer especial hincapié.

Junto a estas intenciones, y con la mirada puesta en “ser el proveedor líder de soluciones para la optimización del negocio”, Mercury tiene previsto inaugurar dentro de dos o tres meses el denominado “Centro de conocimiento BTO” para clientes y partners, que estará ubicado en las nuevas oficinas de la firma en la localidad madrileña de Arroyo de la Vega. En este centro, la compañía desarrollará una actividad de divulgación para darle a conocer a las empresas cómo gestionar correctamente sus sistemas y “hacer una correcta gestión de riesgos, un factor muy importante hoy en día”, apunta el responsable.

“El CIO es una persona más de negocio que de informática y lo que queremos es ayudarles a gestionar su departamento de TI y dar respuesta a los desafíos a los que se enfrenta para que tengan una visión de negocio y cómo maximizar el valor que las tecnologías imprimen al negocio”, concluye Zaera.