Cuando se necesita desplazar datos confidenciales no es prudente almacenarlos en cualquier memoria que puede perderse o ser robada poniéndolos en peligro.

Entre las alternativas posibles, la que Kingston implementa en este modelo es posiblemente una de las más seguras. No se trata de un simple sistema de encriptación por software, ni siquiera por hardware, sino una solución gestionada remotamente, que impide utilizar la memoria si no se dispone de acceso al software SafeConsole de BlockMaster, que se vende aparte.

Al programa se puede acceder remotamente desde cualquier navegador, y permite configurar contraseñas y directivas de seguridad para cada memoria de la empresa. De este modo los datos quedan protegidos con una encriptación AES de 256 bits y si se intenta acceder 10 veces con una contraseña errónea, la memoria se bloquea y la clave de cifrado se destruye. Igualmente en caso de pérdida se puede borrar su contenido a distancia sin que esté se pierda, pues el sistema mantiene copias de seguridad de todo el contenido. Además, la memoria está protegida contra accidentes, pues cuenta con una carcasa de acero inoxidable revestida de titanio y es sumergible, lo que la hace algo voluminosa y pesada.

La memoria se vende en cuatro versiones con capacidades de 2, 4, 8 y 16 GB.

Kingston DataTraveler 4000 Managed 4GB

---------------------------------------------------------

www. kingston.com

P.V.P: 42 EUR.

LO MEJOR: Seguridad

LO PEOR: Software no incluido

Tamaño

Calificación: ****