El estudio realizado por Everis ha desgranado la confianza de los usuarios profesionales y pequeñas y medianas empresas entre comunicaciones móviles, Internet y, algo novedoso en los estudios realizados por la consultora, la convergencia entre telefonía fija y móvil.

Respecto a las comunicaciones móviles, Everis ha señalado que en España se ha llegado a un momento en el que la penetración de telefonía móvil se acerca a niveles próximos a la saturación. Según el estudio, el precio deja de ser un factor principal, siendo la cobertura y la calidad del servicio las dos cosas que más importan a una PYME a la hora de disponer de comunicaciones móviles. Respecto a los servicios añadidos, Everis ha comentado que no despierta aún excesiva curiosidad entre los usuarios profesionales y PYMES.

Respecto al mundo Internet, las PYMES confían en su amplia mayoría en la banda ancha que ofrece la tecnología de ADSL. De hecho, se ha producido un incremento de un 7 por ciento de empresas que se han pasado a esta tecnología respecto al pasado año.

Por último, la convergencia entre telefonía fija y móvil ha centrado buena parte de la atención del estudio. En concreto, el mayor valor que aporta la convergencia es, a priori, disponer de una única factura. Sin embargo, aunque los usuarios finales muestran aún prudencia, según Javier Foncillas, director de marketing de Vodafone, “los clientes de Vodafone observan que el servicio más valorado es la existencia de convergencia entre telefonía fija y móvil”.

Además, el estudio ha reflejado un gran interés por parte de las compañías en fidelizar a los clientes, alcanzado un punto en el que la factura del móvil se iguala, a veces supera, a la del teléfono fijo. De hecho, el grado de fidelidad de los clientes ha experimentado un incremento del 5 por ciento frente al estudio del pasado año.