El gran auge que han experimentado las redes domésticas en el último año, gracias a la proliferación de la banda ancha a nivel comercial, supone un gran reto tanto para las empresas de seguridad (que han de proteger entornos cada vez más hostiles) como para los propios usuarios (que desean mantener sus redes libres los peligros).

Y es que en el último año han aumentado el número de ataques mediante nuevas técnicas, como el Spyware o el Phishing, siendo éstos peligros cada vez más específicos, además de la imperiosa necesidad de proteger a los usuarios más pequeños del peligro que supone la Red.

Por nuestra parte hemos tratado de hacer estas páginas lo más prácticas posible con el fin de sean eminentemente útiles para el lector.