Para evitar desplazamientos innecesarios, la Universidad de Navarra ha puesto en marcha un servicio por el que los alumnos se pueden matricular a través de Internet. A través de la red, los interesados pueden elegir las asignaturas, con los horarios que prefieran, en tiempo real, conociendo además, el número de plazas disponible en cada grupo.