Telefónica comenzó en 2004 a aplicar estas iniciativas de duplicación gratuita de sus velocidades de ADSL. Desde entonces hasta 2008, fecha del último movimiento en la velocidad de bajada, que pasó de 3 a 6 megas, la velocidad estándar y mayoritariamente contratada por sus clientes se ha multiplicado.

La velocidad de subida ya había sido elevada por Telefónica en mayo de 2005, coincidiendo con el upgrade de velocidades de bajada que llevó a más de tres millones de clientes a pasar de navegar con 512 kbps. a hacerlo con 1 Mb. Tres años más tarde ha vuelto a repetir el proceso incrementando la velocidad de subida en las conexiones de ADSL de 6 y 10 Mbps, alcanzando los 640 kbps en los primeros y los 800 kbps en el caso de los de 10 Mb. El proceso se completará en el segundo semestre de 2010.