Es más, considera que “la ausencia de determinados grandes nombres de la industria no debería haber motivado la anulación de la feria” que debe ser, según Martín, un espacio de encuentro y de red social. Esto, unido a las nuevas tendencias y tecnologías como la Web 2.0, deben hacer evolucionar a SIMO y, de hecho, Microsoft se muestra “confiado” en la edición del próximo año.

Por eso, Martín reconoce que se abre un período de reflexión quizá motivado por la crisis económica. En este punto, Microsoft recordaba que parte de su decisión de no acudir a SIMO se debía a que preferían destinar esa inversión a otras partidas, como el refuerzo del canal de distribución de la corporación.