Los resultados de Lotus señalan una facturación de 264,5 millones de dólares en el último trimestre y una cifra final anual de 970,7 millones de dólares. En estos datos se encuentran incluidos la adquisición de Soft-Switch y Edge Research (67,9 millones de dólares), además de los gastos de reestructuración de las actividades europeas (9 millones de dólares).

En España, la filial creció un 30 por ciento, con un incremento del 62 por ciento en los productos desktop para Windows, liderados por su aplicación de programas integrados SmartSuite.