Bethann Cregg, director de marketing de Sametime también ha confirmado el precio de venta estimado, que será de unos 5.000 dólares, siendo el coste por cada usuario de 20 dólares más. El producto será distribuido a través de los canales de venta tradicionales de Lotus, así como a través de sus business partners y de IBM.

En Lotus esperan que la mayor parte de la demanda del nuevo producto provenga, sobre todo, de los usuarios de Lotus Notes y de Domino, así como también entre los desarrolladores de software que crearán nuevas aplicaciones que incorporen Sametime. Durante un roadshow realizado en noviembre para presentar Sametime, contactaron con más de 200 business partners, la mayoría de los cuales crearán nuevas aplicaciones que trabajarán con Sametime. Cregg espera que las aplicaciones help-desk se conviertan en el nicho de mercado más importante que incorpore Sametime.

Según fuentes de Lotus, Sametime ies de fácil instalación “de hecho, si se es un cliente de Notes y Domino, y está familiarizado con ellos, puede instalarse y trabajar con él en un sólo día”. De cualquier modo, no es necesario ser un cliente de estos programas para utilizar Sametime, porque este software puede trabajar de manera independiente como una aplicación colaborativa. Incluso los usuarios que no cuenten con Notes y Domino, encontrarán sencilla la instalación de Sametime, pero lo que está claro es que serán los usuarios de estos programas los que encuentren mayores beneficios en su uso, pues contarán con más ventajas. Los detalles sobre los precios de estos programas no han sido facilitados aún por Lotus.

Esta versión de Sametime está especialmente diseñada para la plataforma Windows NT, pero según declara Cregg, “ actualmente nos estamos planteando lanzar una versión para Linux. Nuestro objetivo es proporcionar soporte para todas las plataformas en las que trabajan Lotus Notes y Domino”. El equipo de Sametime aún no ha tomado ninguna decisión en torno a Linux.

Sametime trabaja con cualquier navegador web estándar así como otro tipo de herramientas colaborativas basadas en el estándar T.120, como es el caso de NetMeeting de Microsoft.

Los idiomas disponibles ya son: inglés norteamericano, inglés británico, portugués, chino, francés, alemán, italiano, japonés, coreano y español. Los cinco idiomas que estarán listos a finales de enero serán danés, holandés, finlandés, noruego y sueco.