Un estudio dado a conocer por Pyramid Research indica que aunque el uso de la tecnología WiFi va a extenderse en los próximos cinco años, sus ingresos caerán en picado. Los usuarios mundiales de redes WiFi superarán los 700 millones en el año 2008, pero el nivel de ingresos por cada uno de ellos caerá a los 3 dólares, cuando en estos momentos se sitúa en 30 dólares. El estudio afirma que con unos márgenes tan bajos únicamente los proveedores de red WiFi que se consoliden podrán mantenerse en el mercado. La consultora predice que los grandes de la industria se harán con el sitio de mercado de proveedores de comunicaciones y de infraestructura, fagocitando a los incipientes fabricantes de software y hardware para WiFi.

www. pyramidresearch.com