A principios de semana el CEO en funciones de eBay, John Donahoe, anunciaba los planes de la compañía de subastas en Internet para incrementar el precio de las comisiones cobradas a los usuarios sobre los productos vendidos. Aunque también anunció una rebaja en las cuotas por publicación de anuncios, los vendedores del portal han comenzado a protestar en los foros.

Mientras que la compañía considera que la medida es beneficiosa para los vendedores -sobre todo para los productos que finalmente no son vendidos- los usuarios de la popular web de subastas se quejan del incremento en las comisiones sobre los precios de venta final de los productos.

En un correo electrónico, eBay afirma comprender la reacción de los usuarios: "la comunidad de eBay es muy apasionada y sus miembros no dudan en decirnos lo que piensan y cómo se sienten. Hemos presentado unos cambios e iniciativas que tienen que absorber y, si no estuvieran reaccionando así realmente nos habríamos sentido muy sorprendidos".

En el blog AuctionBytes no parecen opinar lo mismo. Vendedores que llevan años utilizando eBay advierten que retirarán sus productos para llevarlos a webs como Amazon u Overstock.