España es uno de los mercados más activos en el universo Smartphone y el analista Tomy Ahonen ha situado a nuestro país como quinta potencia mundial en el uso de estos dispositivos. Según estos cálculos, los smartphones ya suponen el 35 por ciento del “parque móvil” nacional y el 46 por ciento de los ciudadanos ya cuenta con uno.

En las empresas, el índice es superior y algunos estudios indican que el 78 por ciento de los directivos españoles ya posee un teléfono inteligente. En este ámbito, las ventajas de los  terminales inteligentes parecen concluyentes, en términos de productividad por empleado.

Estas son algunas de las principales conclusiones que se derivansmartphones de los datos ofrecidos por el portal online especializado en productos de tecnología y ocio digital, Pixmania-PRO que además ha puesto en marcha una reciente campaña de promoción de este tipo de terminales.

Según sus valoraciones, entre los aspectos más valorados por los usuarios de smartphones, frente al uso del móvil, destaca la posibilidad de personalizar de forma sencilla los contenidos y tareas, mediante aplicaciones y herramientas de seguridad, rendimiento, localización, conectividad y productividad.

Desde filtrado antivirus, hasta organizadores de tareas, opciones de ahorro de batería, y sistemas de geolocalización avanzados, las múltiples capacidades que atesoran estos nuevos equipos les convierte en objeto de deseo, tanto en el ámbito profesional como personal.