El informe, titulado La próxima generación de redes: con arquitecturas IP integradas, pone de relieve que los servicios que se podrán ofrecer bajo este protocolo sólo se harán efectivos cuando se hayan puesto en funcionamiento varios elementos que hoy en día no se hayan preparados, ya que la calidad resultante no posibilita una comercialización al gran mercado.

Entre esos aspectos que se deben mejorar, destacan los gateways de voz o el control de llamadas punto a punto. Actualmente los datos son transmitidos, en su mayoría, a través de IP, aunque en el caso de transmisión de voz la cosa cambia: hay que asegurarse de que la gran cantidad de tráfico de voz es soportado por este protocolo. Según los analistas de esta consultora, las operadoras de telefonía deberían empezar a optimizar sus redes y ofrecer paquetes conjuntos de voz y datos, dadas las circunstancias actuales: rápido crecimiento de la Red, así como la proliferación de intranets y extranets corporativas. Más información en www.analys.com.