“Los usuarios generalmente no se preocupan por el sistema operativo de sus netbooks, dado que no los compran para correr una suite de aplicaciones como Microsoft Office, sino para utilizar la Web con un navegador”, asegura Friedman, quien asegura que Novell se encuentra en negociaciones con Lenovo y HP para empezar a ofrecer su distribución Linux sobre los netbooks de estos fabricantes.

El sistema operativo SUSE Linux de Novell se distribuye ya precargado con los portátiles de diferentes fabricantes, incluidos HP y Lenovo, pero, en opinión de Friedman, serán los netbooks los que den un impulso definitivo a Linux en el mundo móvil. De hecho, según este ejecutivo, la mayoría de los netbooks utilizarán Linux, tanto para mantener bajo su coste, correrán este sistema operativo para evitar así el mayor precio de Windows, como porque la mayoría de ellos no supera los 2 GB de almacenamiento flash, una capacidad para la que Linux representa una alternativa más indicada, de acuerdo con Friedman.