Los Ministros de la UE han aprobado, por unanimidad, una resolución que pretende fortalecer la protección de los consumidores frente al comercio electrónico, y que se basa en la elaboración de una serie de leyes diferentes de protección según los países de residencia de los consumidores . Sin embargo, esta decisión va contra de las advertencias de la Comisión Europea que ha señalado que la existencia de diferentes leyes puede impedir la creación de un mercado único para el comercio electrónico, puesto que los proveedores de servicios electrónicos deberán respetar hasta 15 tipos diferentes de legislación . Por ello, la Comisión Europea está preparando una legislación global que instaure un marco legal común para toda la Unión Europea .