El acuerdo entre Microsoft y el Departamento de Justicia de Estados Unidos debe ser corregido, ya que no cumple el objetivo que se pretendía, que era asegurar la competencia entre Microsoft y sus rivales, según han argumentado el estado de Massachusetts y el grupo de industrias de TI.

Microsoft debería haber desvelado el código de Internet Explorer y permitido a los fabricantes de hardware hacer invisibles algunas de las funciones de IE. Massachusetts es el único estado que queda a favor de la apelación al acuerdo antimonopolio con Microsoft, junto con dos grupos de industrias, Computer & Communications Industry Association (CCIA) y la Software & Information Industry Association (SIAA).

El sistema jurídico no funciona lo suficientemente rápido como para detectar las posibles violaciones del acuerdo, de ahí la necesidad de un programa especial de investigación, afirma Bork. “Necesitamos un remedio de actuación rápida”, ha añadido. Pero los jueces se preguntan por qué los tribunales no son adecuados para resolver este tipo de problemas y por qué se necesita un programa especial cuando no existe evidencia de que Microsoft esté violando el acuerdo antimonopolio.

www.microsoft.es