Estas son las conclusiones que se sacan de un estudio realizado entre 5.000 usuarios adultos de Internet, que se terminó de realizar en el mes de abril y muestra la necesidad de los usuarios de obtener algo más que unas contraseñas para proteger sus cuentas online, una falta de seguridad que quizás haya sido provocada por el enorme crecimiento del comercio a través de Internet, como afirma Avivah Litan, vicepresidenta y directora de investigación de Gartner.

De acuerdo con estos datos, casi un 60% de los entrevistados por Gartner están preocupados por la seguridad online. Incluso el 80% de los consumidores online afirman que comprarían más a un fabricante o distribuidor que ofreciera una mayor seguridad, más allá del número de usuario y la contraseña para proteger sus cuentas.

Al preguntar a los entrevistados sobre las tecnologías que elegirían para aumentar la protección de sus cuentas online, la gran mayoría dio su apoyo a opciones basadas en tecnología más básica, menos complicada, como desafíos o características de respuestas para realizar a los compradores preguntas a medida. Otra técnica que apoyaban los entrevistados es la tecnología secreta compartida que muestra imágenes seleccionadas por el comprador en la web para comprobar la autenticidad de los sitios de comercio electrónico.

La opción más popular para asegurar las webs de compras y bancos online es, según sus proveedores, es hacerse legalmente responsable con estrictas medidas de seguridad, como afirma Litan. Además, las personas que han sido entrevistadas por Gartner han afirmado en su mayoría que les gusta tener la opción de utilizar una autenticación más fuerte, pero no les gusta verse forzados a ello.

www.gartner.com