Ya son varias las salas de reunión virtuales que han incorporado las voces de los usuarios de conversaciones electrónicas gracias a la tecnología que ha desarrollado la compañía norteamericana Hearme, Óyeme. Su sistema no sólo permite hablar a los usuarios de chats, sino también cantar en karaokes cibernéticos, por ejemplo. Pero lo más innovador son estas charlas con voz real a través de Internet, que equivalen a conferencias a múltiples bandas, en las que pueden participar entre 30 y 40 personas con ganas de hablar.