Los beneficios netos de Telefónica en el ejercicio de 1994 han ascendido a 91.581 millones de pesetas, experimentando un crecimiento del 7,9 por ciento. Los ingresos por operaciones, según datos todavía provisionales, se elevan a 1,28 billones de pesetas, con un crecimiento anual de 5,2 por ciento. Este incremento viene explicado por una planta media que crece en torno al 3,2 por ciento, un efecto de consumo del 0,8 por ciento y una disminución de tarifas del 0,5 por ciento, resultado de las reestructuraciones tarifarias en telefonía básica, telefonía móvil y circuitos alquilados aprobadas a lo largo de 1994, así como del impacto en este ejercicio de la revisión de tarifas de 1993. El resto, 1,7 por ciento se debe a los servicios como la telefonía móvil y las funciones y facilidad de red.