Logic Control se prepara para el cambio de siglo con una mayor diversificación de sus actividades . La firma, especializada en software de gestión profesional, ha observado cómo su negocio de ensamblaje de ordenadores ha aumentado notablemente . Con una facturación de unos 2 . 200 millones de pesetas en 1997 ( espera repetir la cifra en el ejercicio del 98 ) , Flexi Line, filial de Logic Control dedicada a la producción de PC, produce unos 15 . 000 equipos al año en su actual planta y vende una tercera parte a través de 60 distribuidores . El resto son equipos de marca Olmus facturados directamente por Logic Control como parte de sus soluciones globales, y unos 2 . 000 son ordenadores portátiles de primeras marcas .

La nueva cadena de producción se está diseñando de forma que no sufra problemas para aumentar su capacidad en el futuro: para el próximo ejercicio la empresa espera aumentar la fabricación en un 20% . Según el responsable de Flexi Line, Baltasar Subirà, “afortunadamente las empresas no se juegan el futuro comprando equipos más baratos pero de mala calidad” . Por eso el posicionamiento de la empresa es “ofrecer productos alternativos a los grandes fabricantes adecuados a las necesidades de las empresas” .

Diversificar el negocio

De cara a 1999 otro de los objetivos es acentuar la diversificación de la filial Flexi Line hacia negocios de mayorista para el mercado doméstico con software en CD-ROM “de estantería y que no necesite soporte técnico”, asegura Ramón Gracia, presidente de Logic Control . Así, Flexi Line se convertirá en una empresa “más independiente y abierta” .

La efervescencia del euro y el año 2000 tienen parte de la culpa: 1998 será el mejor año en la dilatada trayectoria de Logic Control . “Nuestra posición se está convirtiendo en muy sólida”, ha declarado Ramón Gracia, a PC World . A pocos días del cierre del ejercicios, esperan alcanzar una facturación de 8 . 000 millones de pesetas, casi un 9% más que en 1997 .