El software permite que los sitios web que hayan sido dañados o modificados por los hackers sean restablecidos a su estado normal de manera automática, según Mark Dixon, vicepresidente de desarrollo para negocios en Lockstep. Para ello WebAgain se sitúa en un servidor ubicado entre los diseñadores de red y los servidores en los que editan sus trabajos. En lugar de editar los cambios del sitio web en un servidor de producción los desarrolladores editan los cambios en el servidor WebAgain, que inmediatamente realiza un archivo del sitio y luego edita los cambios en el servidor adecuado.

El servidor de WebAgain puede así monitorizar el sitio web disponible públicamente en busca de cambios y, en el caso de encontrarlos, devolverlos al estado guardado en el servidor de WebAgain. Este contenido cambiado se puede guardar además con fines de investigación.

WebAgain 2.5 acelera las capacidades del software, incorporando la capacidad para detectar la entrada sin autorizar de archivos a un servidor web, especialmente troyanos y programas backdoors. La nueva versión añade soporte para VPN, FTP (File Transfer Protocol) y extensiones de Front Page. El software, compatible con Windows NT, 2000 y XP, está disponible en japonés ya, y en breve se podrá adquirir a nivel mundial, con un precio por licencia de 995 dólares.

www.lockstep.com